Tapa Troilo

Adquiera la colección completa de TANGO Reporter antes que se agote.

Una verdadera enciclopedia del Tango.


Biografías, entrevistas, anécdotas, letras de tango. comentarios de discos, y mucho más, escritos por las mejores plumas del tango actual.

Adquiérala antes que se agote. Quedan muy pocas colecciones.

Para más información ver Colecciones
No se pierda las Notas de Tapa sobre Robert Duvall, Jose Luis Borges, Julio Cortazar, Astor Piazzolla, Rodolfo Valentino, Carlos Gardel y otras personaliades tanto argentinas como internacionales ligadas al Tango.
Tapa libro

¡¡¡Ya apareció!!!

The TANGO in the United States

(en inglés) por Carlos G. Groppa. La historia del Tango en los EE.UU. desde sus antecedentes en Argentina, Paris y Londres hasta la actualidad. Cubriendo bailarines, músicos y cantantes, hay capítulos dedicados a Fresedo, Cobián, Canaro, Gardel, Piazzolla y otras grandes figuras del tango argentino que actuaron durante largas temporadas en los EE.UU. Solicitelo en librerias o en amazon.com,

***


TANGO Reporter
8033 Sunset Blvd., #704
Los Angeles, CA 90046, USA

Tel.: 323/654-6268


 Tapa # 92TANGO Reporter

Ben Molar: 14 con el Tango

Por Jaime Marin

Este mito viviente del cancionero popular argentino y latinoamericano, tuvo que travestirse de autor extranjero para ser reconocido en el mundo de la música. Tanguero "de ley" supo también, como bolerista y nuevaolero, interpretar al idioma porteño las nuevas tendencias de la naciente globalización musical.

En su oficina de Montevideo a me dia cuadra de Corrientes, Ben Molar custodia los mitos argentinos. Sobre un antiguo tocadiscos se distinguen dos bustos en bronce (uno representa a Jorge Luis Bor ges); las paredes están cu biertas de cuadros, facsímiles de revistas, fotografías, afiches y partituras de los grandes del tango. Hay tam bién una foto de la doctora Alicia Moreau de Justo con una dedicatoria al dueño de casa.

-¿Sabe quién es? -nos pregunta Ben Molar señalan do al otro busto. "Sabato", respondemos sin dificultad-. Se lo vamos a regalar para su cumpleaños, y aunque él no lo quiera. Siempre dije que así como debemos re cordar a nuestros muertos gloriosos, también debemos honrar a nuestras glorias vivientes.

No son sólo palabras. Las cuarenta placas que a través de la avenida Corrientes, desde Riobamba hasta el Bajo, recordando a las más reconocidas figuras del tango, fueron colocadas por su iniciativa, como di rectivo de la Asociación Amigos de esa arteria porteña. Fueron inauguradas, en todos los casos, con la pre sencia de los homenajeados.

A lo largo de medio siglo (tiene 88 años) Ben Molar, como editor musical descubrió y promocionó a artistas populares como Mercedes Sosa, Sandro, o las jóvenes figuras del Club del Clan, Los Cinco Latinos, que surgieron a la fama con su versión de Only Yoy (So lamente tú) del conjunto norteamericano Los Plate ros. La cantante Elder Bar ber se hizo famosa con el pegadizo Canario triste, y los dos primeros temas gra bados por Palito Ortega y Sandro eran de Ben Molar, así como el par de guarañas incluidas en el primer casete que grabó Mercedes Sosa. En resumen, y aunque a él no le gusta hablar de núme ros, es autor de más de mil canciones, entre boleros, tangos y versiones castella nas de creadores extranjero.

Ben Molar rememora los años de su infancia en el barrio de Villa Crespo, en un hogar de inmigrantes judíos. "Mi vieja, doña Fanny la tangue ra, nos acunaba a mí y a mis hermanos con los tangos de moda, y eso me marcó para siempre. Desde entonces, todos los días me levanto y me acuesto con música. Des pués vino mi participación en la murga del barrio y las letrillas que componía y que juntaba en un cajón. Hasta que en el servicio militar me pidieron que le pusiera letra en castellano a Noches de paz y Repican las campanas (Jingle bells), que son las versiones que se siguen can tando hoy, 70 años después, en todo el mundo de habla hispana.

-Usted tradujo al caste llano temas de Elvis Presley, Neil Sedaca, Bill Halley y Los Beatles, ¿como fue esa experiencia?

-Mi trabajo no fue preci samente el de traductor, sólo hice las versiones en caste llano. Borges, con quien mantuve una relación entra ñable durante veinte años, me decía que la traducción no debe ser un sucedáneo sino un acercamiento al original, en especial si se trata del castellano. Ese consejo fue muy importante para mí, porque me afirmó en la idea de producir ese acercamien to y difundir entre el público argentino y latinoamericano los mejores temas a nivel internacional. Yo recordaba cuando mi vieja, que además de ser tanguera admiraba a Frank Sinatra y a Bing Crosby, me decía: "qué lindo cantan, qué lástima que no entiendo lo que dicen".

-O sea que sus versiones también fueron una especie de puente entre las tenden cias de origen extranjero y los géneros que surgirían aquí.

-En todo caso sirvió co mo provocación para que nuestros autores se animaran a producir temas propios al nivel de lo que nos llegaba del exterior. "Vos podés ha cer una canción así", era mi mensaje.

¿Cuando nace, artística mente hablando, "Ben Molar"?

-Fue en tiempos del auge del bolero, en los años '40. Yo veía que todas las canciones románticas venían de México, Cuba y Centroamérica, entonces me pregun té: "si yo hago una letra para un bolero, ¿quién me va a dar bolilla? En 1942, cuando estuvo aquí el gran pianista francés Paul Misraki, nos hicimos amigos y él insistía en que yo debía componer boleros. Entonces inventé un personaje que se llamó "Ben Molar", quien supuestamen te vivía en París, desde don de me enviaba sus temas, a los que Paul Misraki había puesto música. ¿Quién po dría resistirse a ellos? Así fue que los boleristas más destacados del momento, como Pedro Vargas, Grego rio Barrios, Elvira Ríos y Juan Arvizu empezaron a incluirlos en sus repertorios.

-¿Cuánto duró la trampita?

-Tres años, y cuando quedó al descubierto ya se aceptaba a este argentino que también había hecho las versiones al castellano de canciones famosas como Hojas muertas e Himno al amor; Sandro grabó once de mis temas. ¿Qué le parece?

Si bien Ben Molar fue famoso desde joven por la repercusión de sus boleros, el tango lo tuvo como uno de sus prin cipales animadores en las últimas décadas. No en vano es miembro de la Academia Nacional del Tango y de la Porteña del Lunfardo; y en 1999 fue declarado Ciudada no Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. También es presidente de honor de la Asociación Gardeliana Ar gentina. Además, gracias a su iniciativa la ciudad tiene un monumento a Gardel en el frente del ex mercado de Abasto. Y a su tenacidad se debe la declaración, en 1977, tras once años de in cansable gestión, del 11 de diciembre (cumpleaños de Julio De Caro y Carlos Gar del) como Día Nacional del Tango, que se celebra a nivel mundial. Ahora propone convertir en "Avenida del Tango" las plazoletas de la Avenida 9 de Julio que se extienden desde Retiro hasta Constitución.

En 1966, con la apari ción del álbum “14 con el Tango”, el ambiente musical de Buenos Aires se conmo cionaba. Ben Molar había logrado reunir en torno del tango a los más importantes escritores, músicos y artistas plásticos del país.

-¿”14 con el Tango” fue idea suya?

-Corría el año 1966, rei naba la censura y al tango se lo acusaba de "antisocial", por sus letras lunfardas, sólo se lo podía escuchar de ma drugada o sintonizando Ra dio Colonia. Los jóvenes se orientaban hacia otras músi cas. Entonces me dije: hay que producir algún suceso fuerte que ayude a levantar el interés por el tango. Pri mero convoqué a los escrito res. El primero fue Borges, por supuesto. ¿Usted me escribiría un tango?, le pre gunté. Me respon dió que si, ¿aca so usted no dice que cada argenti no es un tango?. Después le hablé a Sabato. «Cómo no - me contestó-, y espero que le guste».. Por su actitud de humildad le di la chance de elegir al autor de la música: se trataba de Aníbal Troilo y el tango se titularía Alejan dra, por la protagonista de “Sobre héroes y tumbas”.

-Tres figuras "de lujo".

-Sí, pero fíjese también en otras, escritores como Marechal, Benarós, Fernán dez Moreno, Cócaro, Mas tronardi, Mujica Lainez, Cé sar Tiempo, Nalé Roxlo, Escardó, Petit de Murat; mú sicos como Piazzolla, Caló, Basso, D´Arienzo, de Caro, Delfino, Manzi, Pontier, Stamponi; y pintores como Alonso, Soldi, Basaldúa, Torrelladona, Presas, Raquel Forner, Seoane, Forte... En total cuarenta y dos grandes personalidades de la cultura nacional (Osvaldo Pugliese estaba preso o prohibido por razones políticas).

-¿Cuál es la proyección actual de aquel álbum?

-Todos coinciden en afirmar que ayudó a un rena cimiento del tango. Por ese entonces las grandes compa ñías de discos les pagaban a las radios para que pasaran exclusivamente música ex tranjera, les era más barato ya que no debían pagar ni matrices ni derechos de au tor. A tal punto que RCA de Argenti na había destruido las matrices de grabaciones de tango y folklore de varias décadas. Fue una barbaridad, porque las disco gráficas seguirán recibiendo beneficios del tango en los próximos 100 ó 200 años. No exagero, el tango es un árbol de raíces profundas que está floreciendo en el mundo. Sus letras poéticas, sus melodías preciosas y sus interpretaciones magníficas hacen que se lo adore en todos los continentes.

-¿Qué se valora más fuera del país, la música o la letra?

-Por el momento, la música. Pero cuando algún Ben Molar en esos países empie ce a hacer accesibles al oído de aquellos públicos las letras de Cadícamo, de Discépolo, Celedonio Flores, Cátulo Castillo, Manzi y tantos otros, sabrán apreciar un género poético que en dos minutos o en veinte frases describe con profundidad un drama, el amor o la desesperación, y de una manera her mosa·

©www.revistaidiomas.com.ar

###

Volver a TANGO Reporter. - Subscribirse a TANGO Reporte

Copyright © 1996-2003 Tango Reporterr.