Tapa 128






Adquiera la colección completa de TANGO Reporter. Una verdadera enciclopedia del Tango.

Biografías, entrevistas, anécdotas, letras de tango. comentarios de discos, y mucho más, escritos por las mejores plumas del tango actual.

Quedan muy pocas colecciones. Adquiérala antes que se agote

Para más información haga click aqui.

Tango Reporter, 8033 Sunset Blvd., #704, Los Angeles, CA 90046, USA
Para más información, envie un e-mail

No se pierda otras Notas de Tapa sobre Robert Duvall, Jose Luis Borges, Julio Cortazar, Astor Piazzolla, Rodolfo Valentino, Carlos Gardel y otras personaliades tanto argentinas como internacionales ligadas al Tango.
Tapa libro



Ya apareció!!! The TANGO in the United States (en inglés) por Carlos G. Groppa. La historia del Tango en los EE.UU. desde sus antecedentes en Argentina, Paris y Londres hasta la actualidad. Cubriendo bailarines, músicos y cantantes, hay capítulos dedicados a Fresedo, Cobián, Canaro, Gardel, Piazzolla y otras grandes figuras del tango argentino que actuaron durante largas temporadas en los EE.UU. Solicitelo en librerias o en amazon.com,

TANGO Reporter

8033 Sunset Blvd., #704

Los Angeles, CA 90046, USA

Tel.: 323/654-6268

Tapa 131TANGO Reporter --- Nro 131, Abril 2007.

El Club del Clan
Por Daniel Colao y Rafael Abud

Siempre se culpó al Club del Clan y sus promotores de ser uno de los factores que determinó el comienzo de la desaparición del tango en las radios, su desplazamiento en las pistas de baile, y como consecuencia su reemplazo en el gusto de la juventud. Pero, ¿se sabe a ciencia cierta qué fue el Club del Clan?

Hacia 1962 un fenómeno musical joven aunó los gustos de todos los públicos, lo que se definía como para "niños de 3 a 80 años". La definición, copiada de la "nouvelle vague" francesa, dio en llamar a esta vanguardia "nueva ola".

* Fiebre del sábado por la noche

Los directivos de la RCA con Ricardo Mejia a la cabeza, formaron un núcleo con el músico Ray Nolan, el periodista Leo Vanes, el luego cantante Jimmy Lerman y otro muchacho conocido por Dugan y crearon lo que revolucionaria los programas de TV conocidos hasta entonces. Fue la más importante fábrica de música comercial joven. El show salió por Canal 13 los sábados a las 8:30 de la noche. Se modelaron las personalidades de cada intérprete teniendo en cuenta su modalidad y el tipo de música que cantaría. Lo llamaron "El Club del Clan" y la cosa explotó. Antes de salir a bailar era de rigor prender el televisor y verlo. Si ya se estaba en el baile en casa de amigos se interrumpían las comidas, los romances, los problemas y se sintonizaba la "ola" que cubría a papá, mamá, el hermanito y la nona.

El reparto fue así: Johnny Tedesco, el ídolo joven y rubio, réplica del modelo Elvis, cantaba sus canciones en castellano y ostentaba en cada presentación un pullover llamativo (tipo Bariloche) y que incluso le tejían sus admiradoras. "Presumida, no te puedo aguantar, tú sin caviar y sin faisán no vives feliz, a tí tan sólo el vals te convence. Cuando a tus fiestas vamos de etiqueta voy, (en las mías visto como soy), todos hablan de hombres ilustres y de Elvis Presley nadie habla jamás".

Nichy Jones, un chiquito de aspecto japonés usaba camisas floreadas y guirnaldas de flores al cuello y se lo conocía como "El Hawaiano". Supo explotar su faz cómica e interpretó Sr. Contrabajo, Soy Popeye, Papa oom maw maw haciendo alarde de su ejecución del bajo en sus canciones "de fantasía".

Lalo Fransen, que antes preguntaba cómo quieres que tire El pañuelo manchado de rouge, reclamaba La media medalla y se había retratado -cosa inusual entonces- descalzo en la tapa de un LP, fue convertido en el "play-boy" del grupo.

Raúl Lavié, antes del tango, daba la imagen romántica con temas melódicos además de poner un toque de seriedad a los descalabros de los demás como el "canchero" muchacho porteño siempre dispuesto a hacer una "gauchada".

Chico Novarro, desprendido del dúo "Los Novarro" se encargó del eterno toque tropical que siempre acompañó a la música moderna popular. Mechaba cumbias. merengues y merequetengues con boleros de primera. Su indiscutible talento se canalizaba aquí hacia los temas pegadizos: "El camaleón, nena, el camaleón cambia de colores según la ocasión. Tu corazón, nena, tu corazón, cambia de colores como el camaleón".

Entre las chicas, comenzó encabezando el reparto Jolly Land, rubia y simpática intentando una imagen a la vez ingenua y provocativa a semejanza de Brigitte Bardot con temas tipo Mi perrito pequinés, Una cebra a pintitas, Renato (por tu retrato te di mi amor), y con mohines coqueteaba con Chico y Raúl.

Violeta Rivas, la que con los "Cuatro de Lujo" había hecho la voz de fondo de Bobby Capó en Y llorando me dormi diciendo "Nadie estará estrujando la flor de mi boca" se dedicó a hacer temas traducidos del italiano, especialmente de Mina y luego de Rita Pavone.

El club, o el clan para el caso, se completaba con otros más: Rocky Pontoni se especializaba en hacer en español los temas de Neil Sedaka en tanto Lavié se encargaba de los de Paul Anka. Cachita Galán hacía música tropical en tanto su marido, Galo Cárdenas, quien había cultivado el bel-canto, era una especie de Mario Lanza del Grupo. Perico Gómez, también hacia tropical, Horacio Molina con voz susurrante y sofisticada hacia boleros. Aparecían también Raúl Cobián "Tanguito", Pino Valenti. . . y Palito Ortega.

* Palo y la Viole

Palito, el ex Nery Nelson, fue uno de los que tardó algo en llegar al programa. Comenzó a la sombra de Johnny Tedesco con su cara triste y seria con composiciones que hablaban de cosas de todos los días, muchas co-escritas con Dino Ramos. Rápidamente comenzó a pasar a primer plano. A partir de Camelia siguió con innumerables éxitos que a lo largo de su carrera llegaron a interpretarse internacionalmente. En tanto, entonces, se reunía con Johnny, Lalo y Nicky para formar "Los Red Caps" (ya se empezaban a poner de moda los grupos a nivel mundial) y grababan La mantequilla (Move it) éxito de Cliff Richard. Palito se convirtió en el ídolo masculino indiscutido del grupo.

Pese a la promoción constante de Jolly Land quien recibía según las malas lenguas los temas de mayor gancho por ser esposa de Ricardo Mejia, en oportunidad de una ausencia de ella del programa, Violeta comenzó a dar pruebas de su voz muy superior a la de sus contemporáneas y comparable en potencia y calidad a la de Estela Raval de Los 5 Latinos. Golpes publicitarios tipo romance con Luis Bastían y tratamientos de belleza no fueron los que contribuyeron a su éxito, bastó con su talento.

Es que Palito y Violeta no tenían la imagen sexy de los divos que el público necesita en períodos de crisis como depositarios de todo lo maravilloso. Eran como el chico de al lado o la vecina de uno. Cuando Violeta, años más tarde se casó con Néstor Fabián (su compañero en la serie de TV "Todo es amor") era como si se hubiera casado tu hermana.

* Gran promoción disquera

El golpe que produjo el Club del Clan tuvo que ver mucho con el ingenio de la RCA de entonces. La compañía apoyó el programa promocionando un LP a $160 m/n cuando el precio de lista de un LP común era $626 m/n. Lo compraron todos. El segundo volumen costó $190 m/n (la inflación existió siempre).

Y la cosa siguió así hasta que los principales integrantes: Palito, Johnny, Lalo, Nicky y Chico junto con Violeta se mudaron a Canal 9 para hacer "Sábados continuados". Eran los consagrados. Por el club desfilaron otros como Marty Cosens, Simonette, Los Cava Bengal y los que nunca llegaron a consagrarse aunque se intentara reflotar el éxito del Clan repetidas veces, Incluso en los años 70.

* Los otros y el mensaje

Ni siquiera los émulos en otros canales como el 11 con "Ritmo y Juventud" (Chicote López, Chiquita Saldi, Haydée Warren, Eduardo, Ricardo Roda, Chico Miranda, etc.) consiguieron hacerlo. Las otras compañías discográficas luchaban, al menos, por alcanzar el emporio de RCA. En tanto Tony Vilar, Ricky y los Solitarios, Los Wonderfulls, Los Five Rockers, Los Flamantes, The Lonely Boys, Los Jaque Mate, Sósimo y los Demonios, Tony Maara oscilaban entre el sí y el no.

Sólo Juan Ramón en DIsc-Jockey conseguía imponerse para luego ser absorbido por RCA y desaparecer de la popularidad pese a filmar varios films, entre ellos "El galleguito de la cara sucia". CBS lanzó el competidor más importante para Palito Ortega: Leopoldo Dante Tévez, natural de Atamisqui, un pueblito de Santiago del Estero, quien con el nombre de Leo Dan comenzó a sacar a partir de Celia un innumerable flujo de canciones con nombre de mujer. A su sombra surgió Larry (luego Larry Moreno) haciendo lo mismo. Más tarde Yaco Monti intentó también la balada con Siempre te recordaré; una especie de Johnny Ray argentino, se abrazaba y mostraba una cara torturada.

Si bien el "Club del Clan" y aledaños fueron la máxima representación del "pop", justamente este hecho hizo que lo popular fuera calificado de "mersa". Con el tiempo, comenzaron a dividirse los gustos entre lo nacional y lo extranjero. La Beatlemania estaba llegando y los jóvenes que no se sentían Identificados por el tipo de temática despreocupada comenzaron a calificar esta música como "complaciente". Sin embargo, no por nada tuvo la popularidad que tuvo. Era un época de bonanza económica y los jóvenes no se preocupaban más que por salir y bailar. No es que los temas no fueran los que eternamente preocupaban a la juventud sino que los matices eran diferentes como lo son en diferentes épocas. La escuela: "De qué me sirve el latín, no sé, no sé; quisiera saber qué puedo decir mejor en latín que en mi lengua natal, si a mi me gusta más el twist que el latín". ("De qué me sirve el latín" - Violeta Rivas). El servicio militar: "Aprovecha a bailar que te van a pelar. Ya cumpliste los 20, ni cuenta te has dado, muchacho ten presente que ya eres soldado" ("Twist del recluta" - Palito Ortega y los Red Caps). La familia: "Qué suerte que tengo una madre tan buena, que siempre vigila mi ropa y mi cena: qué suerte mi padre callado y sereno, qué suerte el amor, qué suerte la escuela, qué suerte escuchar la voz de la abuela" ("Qué suerte" - Violeta Rivas). El hogar: "Mirando en el mapa veo montañas y ríos y mil caminos que pasan, pero mi pueblo y mi casa ¡ay caramba! no figuran en el mapa" ("El mapa" - Palito Ortega). La desilusión amorosa: "Y ese amor que hasta ayer nos quemaba, hoy el hastío ya le dio sabor a nada" ("Sabor a nada" - Palito Ortega). Cosas de todos los días de aquellos días que fueron.

* El "beat" como "beatle"

Y mientras pasaba el tiempo, se empezaba a notar algo raro. Se hablaba de cuatro muchachos ingleses, aparecía una fotito por ahí. Se decía que en Inglaterra se subían el ruedo de las polleras dejando ver la rodilla. Y que estos cuatro muchachos llevaban flequillo. ¡¡Flequillo!! Los comentarios se dividían y se inclinaban más para el "¡Qué horribles!, ¡Qué asco!". Y algún tímido... "A mi me gustan...". EMI Odeón en el LP "El monstruo despierta" los presentaba como "Los grillos". Canal 9 "los traía" al país. Y al final tuvo que aclarar que eran "The American Beetles". La gente todavía desconcertada seguía con Paul Anka y Neil Sedaka e imponía a Rita Pavone, Edoardo Vianello, Richard Anthony y Trini López. Pero poco a poco la onda inglesa se iba filtrando y llegaban los discos de Los Beatles. Dave Clark Five, Rolling Stones y los flequillos, las camisas rosadas, las botitas y los pantalones ajustados se iban viendo en Buenos Aires.

Comenzaron a surgir grupos e imitadores. Los Iracundos se dejaban el flequillo, Los Shakers usaban directamente el pelo largo. Ambos venían del Uruguay. Los Pick Ups grababan a rolete. Pero antes de aparecer lo que hoy llamamos rock argentino, antes de la consagración de los Gatos, Almendra y Manal, hubo una generación de transición que en la mitad de camino entre el pop y la progresiva adoptó el nombre de "beat". La Joven Guardia hizo un himno del tema El extraño del pelo largo; tanto, que se filmó una película en la que actuó Litto Nebbia. Luego, La extraña de las botas rosas se popularizó mediante una publicidad de Coca-Cola filmada en la Ciudad de los Niños. Entre los grupos que hacían los éxitos en inglés estaban los In y Carlos Bisso y su Conexión Nº 5. Pintura Fresca traducía los éxitos nacionales al inglés. Otros los hacían en castellano: Los Walkers, Trocha Angosta (Muchacha de un sueño, Caballos verdes), Los Tíos Queridos; (Voy a pintar las paredes), Banana (Facundo ha llegado al mundo), Piel Tierna; Kano y los Bull Dogs (Sobre un vidrio mojado), Solvente... nombres que en ese momento sorprendían con sus títulos. Y sorprendían de veras.

Los programas que promocionaron esta música eran, desde la radio, fundamentalmente "Modart en la noche" con la música de Ricardo Kleiman (conocido como R.A.) y conducción de Pedro Aníbal Mansilla; "Música con Ton... Son y Williams" y por TV, "Sótano Beat", "Alta Tensión" y más tarde "Música en Libertad" donde los jóvenes bailaban y mimaban los éxitos del momento conducido por Leonardo Simmons y Maisabé. Los programas no hacían mucha distinción entre lo que era comercial y lo que era progresivo. Entonces todo era "beat". Pero el abismo se abría día a día.

Mientras, los éxitos de venta favorecían a Donald (Cosquillas ‘se-que-teng-teng; Tiritando, popularizada bastante después de su edición por una propaganda de cigarrillos con Liliana Caldini, de 17 años, "la mejor amiga de Chester" -por los cigarrillos-, bailando; Un verano naranja propaganda de Crush; y Compañeros entre otros); a Tormenta, una voz buena semejante a la itálica cantante Nada (Muchacho de blue jeans, Cebando mate); a Juan y Juan (Balada para un gordo, Un día de calor); Sabú (Toda mía la ciudad, Olvidar); a Heleno (La chica de la boutique); a Raúl Padovani (Una noche excepcional); a Silvestre, Quique Villanueva, Cacho Castaña (Me gusta); etc.

En el maremágnum, intentando dar canciones con mensaje surgían Arco Iris (con Lo veo en tus ojos); Piero (que de A la cara cara nonna pasaba a Mi viejo); Pedro y Pablo (Marcha de la bronca). Y surgían por primera vez revistas especializadas. "JV" que señalaba que los jóvenes eran el 56% del país; "Baño", un periódico que duró poco tiempo; "Pinap", fiel reflejo del eclecticismo de entonces; "Cronopios", "La bella gente" y finalmente "Pelo", que luego de pocos número de incluir de todo finalmente se consagró a la música progresiva.

El beat, tuvo su apogeo con Francis Smith, un productor que desde el sello CBS produjo los más grandes éxitos del "beat". Este sello finalmente copó el final del apogeo de la música comercial desplazando a la RCA. Hasta 1972 inclusive largó una sucesión de éxitos: Los Náufragos (Otra vez en la vía, Yo en mi casa y ella en el bar, Zapatos rotos, Te quiero ver bailar); Safari (Estoy hecho un demonio); Industria Nacional (La tarde que te amé); todos temas sumamente pegadizos y bailables con Smith detrás. Y en la vena melódica: Leonardo Favio que de director cinematográfico se lanzó a cantante para producir sus films (Fuiste mía un verano); Sergio Denis (Te llamo para despedirme); Salako y Sandro que alcanzaba definitivamente la categoría de ídolo abandonando el rock en pro de la balada tipo Aznavour a partir del momento que ganó el festival Buenos Aires de la Canción con Quiero llenarme de tí.

Y 1973 marcó la virtual muerte del "pop" argentino. Por supuesto, muchos de los intérpretes mencionados, Ortega, Sandro, Castaña, continuaron con esa vena. Pero de ahí en más la música se tornó más comprometida con una realidad diferente. El pop cedió ante lo que se dio en llamar rock. Tal vez esperando que vuelvan los tiempos alegres y despreocupados. .. Después de todo, en la historia, son todos ciclos .


Si desea opinar sobre este articulo, envie un email- - - - - - - ©Tango Reporter 2007

Volver a TANGO Reporter. - - - - - -Subscribirse a TANGO Reporter.

Subscripciones / Indice / Números especiales /Tarifa de avisos / Notas de tapa / Tango Links/
Copyright © 1996-2007 Tango Reporter