Tapa Orquestas






Adquiera la colección completa de TANGO Reporter. Una verdadera enciclopedia del Tango.

Biografías, entrevistas, anécdotas, letras de tango. comentarios de discos, y mucho más, escritos por las mejores plumas del tango actual.


Desde Junio de 1996 a Diciembre del 2003 (91 números, años 1996 y 1997 encuadernados en tapa blanda)



Quedan muy pocas colecciones. Adquiérala antes que se agote, por sólo $140.00 dólares + $10.00 franqueo.
Exterior: $190.00 + $40.00 franqueo.



Enviar pago a:
Tango Reporter, 8033 Sunset Blvd., #704, Los Angeles, CA 90046, USA
Para más información, envie un e-mail

No se pierda otras Notas de Tapa sobre Robert Duvall, Jose Luis Borges, Julio Cortazar, Astor Piazzolla, Rodolfo Valentino, Carlos Gardel y otras personaliades tanto argentinas como internacionales ligadas al Tango.
Tapa libro



Ya apareció!!! The TANGO in the United States (en inglés) por Carlos G. Groppa. La historia del Tango en los EE.UU. desde sus antecedentes en Argentina, Paris y Londres hasta la actualidad. Cubriendo bailarines, músicos y cantantes, hay capítulos dedicados a Fresedo, Cobián, Canaro, Gardel, Piazzolla y otras grandes figuras del tango argentino que actuaron durante largas temporadas en los EE.UU. Solicitelo en librerias o en amazon.com,

TANGO Reporter

8033 Sunset Blvd., #704

Los Angeles, CA 90046, USA

Tel.: 323/654-6268

TANGO Reporter
Tapa 100
¡Che, Araña, bailá con maña! Los tangos mexicanos de Gibilondo Soler
Por Carlos G. Groppa

Tangos, danzones, fox-trots y otros ritmos surgieron de la fértil y tierna imaginación del compositor mexicano Francisco Gabilondo Soler, más conocido por Cri-Cri, El Grillito Cantor.

Hubo en México un compositor que, conociendo el gustos de los niños, no tuvo dificultad de crear canciones para ellos. Le bastaba con mirar un plato de comida, las palabras de alguna tarea escolar o escuchar un pregón callejero, para componer una canción que hiciera a los niños sentir y conocer el mundo que los rodea.

Este compositor fue Francisco Gabilondo Soler, más conocido como Cri-Crí, El Grillito Cantor. Sus canciones, verdaderos cuentos con música, hablan de simpáticos animalitos, juguetes, historias de tierras lejanas, sueños y fantasías.

Habiendo nacido el 6 de Octubre de 1907 en la ciudad de Orizaba, Veracruz, una ciudad provinciana rodeada de bosques, ríos, y cerros, cursó la escuela primaria sólo hasta sexto grado. Autodidacta en todo, desarrolló un gusto por la lectura, siendo sus libros preferidos los cuentos de Hans Christian Andersen y los Hermanos Grimm, así como los de aventuras de Julio Verne y Emilio Salgari, lecturas que lo llevaron soñar con viajar a mundos desconocidos y vivir emocionantes aventuras.

Al trasladarse a la Ciudad de México en busca de un futuro mejor, aprendió el oficio de linotipista, e incursionó en el boxeo, la natación y el toreo. En plena juventud se despertó su interés por la música. Decidido a aprender, practicaba en una vieja pianola de unos baños públicos, llegando así dominar el teclado.

Allá por los años de 1930, comenzó a componer sus primeros danzones, tangos y fox-trots. Fue en esa década que, impulsado por el auge de la radio, también escribió melodías costumbristas con cierta crítica social de corte humorístico, que las daba a conocer cantándolas en un programa radial.

A principios de 1934, ya gozando de cierto reconocimiento por este trabajo, Emilio Azcárraga, dueño de Radio XEW, una de las radiodifusoras mexicanas más importante de entonces, le sugirió que utilizara su chispa para escribir canciones para niños. "Yo he notado -le dijo el directivo- que cuando usted toca sus tonterías, los chamacos se pegan a la radio. Agarre la Marcha de Zacatecas* y póngale letra para chamacos".

Poco después, Gabilondo le presentó un material que consideraba aceptable, y en octubre de 1934 inició un programa radial que salió al aire sin nombre, sin patrocinador, en un espacio de 15 minutos, con poca paga y a prueba, sólo contando con su voz, un piano y mucha imaginación. Y a pesar de que muchos le pronosticaron que solamente duraría unas pocas semanas, pues sus composiciones no podrían competir con las de Agustín Lara o Gonzalo Curiel, duró 27 años.

Casi de inmediato, Gabilondo creó su personaje clave: un grillo con frac que tocaba un violín en forma de hoja con un arco que era una ramita de árbol. Apodado Cri-Crí, El Grillito Cantor, pronto lo identificaría.

Con la creciente popularidad del programa, Gabilondo aprendió a leer y escribir música, hacer arreglos, explorar estilos y géneros diferentes para sus composiciones, perfeccionando así lo que había aprendido de oído.

Luego de seis años de transmisiones radiales, decidió interrumpirlas para hacer realidad su sueño juvenil de viajar. Empleándose como marinero en un barco mercante partió de Acapulco rumbo a Sudamérica, a la que circunnavegó hasta arribar finalmente a Veracruz. Visitando ciudades y puertos, fue en su escala en Buenos Aires, punto de desembarco obligatorio en su viaje, donde absorbió los ritmos ciudadanos que tiempo después le inspiraron sus tangos Che Araña y Tango medroso.

Al regreso del viaje, retomó su programa infantil en la XEW, el que con el correr de los años, se afianzó tanto en el gusto popular que puso sus canciones en boca de todos los niños del país y convirtió a su autor en una de las figuras más queridas de México. Canciones como El casamiento de los Palomos, El ratón vaquero, La muñeca fea, La patita, Marcha de las Letras, y Negrito Sandía, entre muchas otras, llegaron a ser las preferidas de la gente menuda.

Entre las cerca de 200 canciones que compuso flotaron en el recuerdo sus tangos: Che araña y Tango medroso. El primero, y más popular, compuesto alrededor de 1942, fue grabado por el autor en 1949. Luego dejaron su versión en el disco Libertad Lamarque en 1959, Daniel Riolobos en 1973, Emmanuel en 1984 cantando en español, inglés y francés, la Orquesta Universitaria de Música Popular de la Universidad Veracruzana en 1990, y finalmente en 1994 Eugenia León y Carlos Lida que lo grabó nada menos que en japones. Tango medroso, compuesto en 1953, fue grabado solamente por su autor en 1957.

Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri, El Grillo Cantor, que plasmó en sus canciones un cúmulo de sueños infantiles, falleció el 14 de diciembre de 1990, a los 83 años, en Tocuila, un pueblito cerca de Texcoco, en el Estado de México, donde a mediados de la década de 1970 se había retirado.

Hoy el pueblo mexicano lo sigue recordando con cariño a través de sus canciones, las que permanecen favoritas entre los niños de todas las edades.

  • Ché Araña (tango). Letra y música: F. Gabilondo Soler
  • Al fondo del barril desvencijado,
  • que alumbra un rayo de sol,
  • la araña en sus hilos baila tango
  • con los acordes del bandoneón.
  • Don Gato imita el instrumento
  • estirando farolito de papel,
  • y su cola menea con sentimiento
  • llevando el ritmo del baile aquel.
  • ¡Ché Araña! baila con maña,
  • hay que contar tres pasitos
  • arrastraditos
  • pa' delante y para atrás.
  • Entre las astillas carcomidas
  • que quedan del viejo tonel
  • se asoma petulante la clientela,
  • y de puntillas penetra en él.
  • Brillantes cucarachas aburridas.
  • Pulgones fatigados de picar.
  • más otras sabandijas relamidas
  • que se reunen a trasnochar.
  • ¡Ché Araña! baila con maña,
  • hay que contar tres pasitos
  • arrastraditos
  • pa' delante y para atrás.

Agradecemos la colaboración prestada por Gabriel Orozco en la búsqueda de datos.

*Marcha de Zacatecas, compuesta en 1891 por Genaro Codina Fernández (1852-1901), es considerada como el segundo himno nacional mexicano.

Si desea opinar sobre este articulo, envie un email.

###

Volver a TANGO Reporter.Subscribirse a TANGO Reporter.

Subscripciones / Indice / Números especiales /Tarifa de avisos / Notas de tapa / Diarios y Revistas de Argentina, Colombia, Ecuador y Uruguay / Tango Links/
Copyright © 1996-2004 Tango Reporter