Tapa 116






Adquiera la colección completa de TANGO Reporter. Una verdadera enciclopedia del Tango.

Biografías, entrevistas, anécdotas, letras de tango. comentarios de discos, y mucho más, escritos por las mejores plumas del tango actual.

Quedan muy pocas colecciones. Adquiérala antes que se agote

Para más información haga click aqui.

Tango Reporter, 8033 Sunset Blvd., #704, Los Angeles, CA 90046, USA
Para más información, envie un e-mail

No se pierda otras Notas de Tapa sobre Robert Duvall, Jose Luis Borges, Julio Cortazar, Astor Piazzolla, Rodolfo Valentino, Carlos Gardel y otras personaliades tanto argentinas como internacionales ligadas al Tango.
Tapa libro



Ya apareció!!! The TANGO in the United States (en inglés) por Carlos G. Groppa. La historia del Tango en los EE.UU. desde sus antecedentes en Argentina, Paris y Londres hasta la actualidad. Cubriendo bailarines, músicos y cantantes, hay capítulos dedicados a Fresedo, Cobián, Canaro, Gardel, Piazzolla y otras grandes figuras del tango argentino que actuaron durante largas temporadas en los EE.UU. Solicitelo en librerias o en amazon.com,

TANGO Reporter

8033 Sunset Blvd., #704

Los Angeles, CA 90046, USA

Tel.: 323/654-6268

Tapa 134TANGO Reporter --- Nro 132, Mayo 2007.
Tangos de historietas
Por Hernán Ostuni y Fernando García

Dice Osvaldo Rossler (Buenos Aires Dos por Cuatro. Editorial Losada 1967) que "el tango, como criatura fiel a su contorno, se ha adherido a aquellos seres juntos a los cuales se gestó", siendo reflejo auténtico de los eternos y hondos dramas del hombre y de los aspectos amargos de la vida. Sin embargo y quizás como la excepción que confirma la regla de esos cánones empecinadamente respetados por la mayoría de los autores, aparecen algunos temas cuya inspiración procede de otra realidad. Tal el caso de aquellas composiciones que llevan por título el "gancho" de ciertos personajes del mundo de la historieta, que llegaron a convertirse en prototipos de la sociedad.

En verdad no se trata de recreaciones de estos héroes de plumín y tinta china; en la mayoría de las veces el titulo de los temas es sólo una forma de aprovechar sus picos de popularidad aunque el pasaje por el pentagrama tuviera escasa trascendencia

Ya en los tiempos fundacionales del tango, los motivos risueños de la vida cotidiana sirvieron como fuente de inspiración. Valga a manera de ejemplo La mulata celebrado tango de la baronesa Eloísa D'Herbil de Silva con letra de Nicolás Granada, precursor del famoso Cuidado con los cincuenta de Angel Villoldo y las innumerables partituras ilustradas con dibujos reminiscentes del más puro estilo comics. Ahí están, entre cientos más, las ediciones originales de El internado de Francisco Canaro, Una noche de garufa de Eduardo Arolas y El Caricaturista de Luis Berstein.

Si bien este trabajo está fundamentalmente referido a los tangos inspirados en personajes de historietas, no serán infrecuentes las referencias a composiciones de otros ritmos populares que solían integrar el repertorio de muchas orquestas típica: pasodobles, polkas y rancheras.

* Los personajes

* Viruta y Chicharrón fueron dos inefables personajes de la historieta argentina. Nacieron de un plagio o, dicho en el lenguaje lunfardesco del tango, de un vulgar "afano" . Corría el año 1904 cuando el dibujante norteamericano Geo Me Manus creó la tira titulada Spare Gribs and Gravy. Se trataba de dos pintorescos aventureros, rayanos en el grotesco, cuyas peripecias empezaron a reproducirse en Caras y Caretas con el nombre de Viruta y Chicharrón por 1912. Es obvio señalar que estas publicaciones y el cambio de nombre de los personajes, se hizo sin autorización alguna por parte de los editores norteamericanos, por lo cual la revista criolla fue intimada a cancelarlos. Pero Viruta y Chicharrón ya habían "pegado" fuerte en el gusto popular y por ello se decidió mantener la tira pero recreada por dibujantes locales. El primer artista argentino que se ocupó de los dibujos de Viruta y Chicharrón fue Manuel Redondo, famoso dibujante de la época a quien secundaba Juan Januy.

Ambos héroes mostraban una caracterología distinta: el flaco y desgarbado Chicharrón encarnaba la astucia, la "viveza", en tanto que el robusto Viruta, la fuerza, el vigor. Todas las planchas culminaban con un final desastroso para el primero, quien ponía a salvo su dignidad con una frase que fue popularísima en su tiempo: "Llamá un automóvil".

Existen al menos dos tangos titulados Viruta y Chicharrón. Uno firmado por Juan Francisco Gallo y otro por Leopoldo Corretier cuyo título exacto es Don Viruta y Chicharrón, tango muy automóvile. El primero fue editado por Ortelli Hnos., y está dedicado al "amigo y eximio abogado Doctor Juan Cocteau". El otro, publicado por Roque Gaudosi, lleva esta dedicatoria: "al semanario ilustrado Caras y Caretas".

Recordemos brevemente, como datos de interés, que Corretjer era catalán; había nacido en Barcelona en 1862, radicándose en la Argentina hacia 1887. Fue profesor de música del recién creado Consejo Nacional de Educación y el director del coro de 30.000 voces escolares y de la banda de 500 músicos que, en 1910 ejecutara en la Plaza del Congreso en adhesión al Centenario de la Patria. Corretjer compuso otros tangos como El afilador, La razón, Mate a medias y Mi negra, pero su nombre está indisolublemente ligado a una obra ciertamente inmortal: el Saludo a la bandera (Salve Argentina, bandera azul y blanca). Compuso también otros recordados temas de inspiración patriótica y escolar.

* Otros dos personajes de McManus, llamados originalmente Jiggs and Maggie, fueron bautizados en la Argentina como Trifón y Sisebuta. Era una grotesca pareja de nuevos ricos con las ínfulas propias de quienes pretenden ascender en la escala social a través del dinero. Las tiras originales son de 1912 pero en la Argentina se empezaron a publicar recién en 1920 cuando el diario La Nación las incorporó a sus ediciones. Trifón y Sisebuta fue la primera historieta con cuadros y argumentos publicada por un diario argentino y su éxito fue tal, que también inspiró un tango, un charleston humorístico y una obra teatral estrenada en ese mismo año.

El tango es ¡Pobre Trifón!, cuyos autores son el violinista uruguayo Roberto Zerrillo y el pianista Fernando Martín, con letra de Cipriano Pérez. ¡Pobre Trifón! fue editado por Alfredo Perrotti y su letra es prácticamente una semblanza descriptiva del famoso personaje.

El otro tema que inspiró esta tira es un charleston humorístico titulado Sisebuta y Don Trifón, letra y música de Modesto H. Papávero. La letra recoge la personalidad de cada uno de los personajes, especialmente la de Sisebuta. Dice en el refrán: "Sisebuta con su empeño / de ser dueña del hogar / con especial dedicación / quiere a su esposo modelar. / Sisebutas a millares / si usted quiere encontrará / pues la mujer en la actualidad, / es un autoridad! / Ella manda y nada más".

Por su parte Juan Polito, Carlos Lazzari y Angel Gatti, tres nombres de larga prosapia tanguera, firman el tango Sisebuta, otra muestra de la inmensa popularidad alcanzada por el personaje. Aún hoy -a tantos años de distancia- el apelativo de Sisebuta está vigente para señalar a las mujeres con vocación de mandonas.

* En 1933, Crítica comenzó a editar una revista semanal que se entregaba con el ejemplar del diario. En ella aparecía una de las pocas historietas argentinas que publicara este diario que generalmente adquiría los derechos de otras tiras de sindicatos extranjeros. Se titulaba El nuevo rico y era una creación de un buen dibujante llamado Héctor Rodríguez. El personaje era un tipo excéntrico correlativo con su condición de advenedizo al dinero, cuyos desplantes tenían por invariable destinatario a su fiel mayordomo. Los memoriosos quizás recuerden con alguna nostalgia aquella frase que cerraba todas las tira: "¡Federico, a casa!!!". Esta historieta inspiró una polca del mismo nombre que firmaron Roberto Zerrillo y Juan Carlos Howard.

* Uno de los personajes reales que Buenos Aires mitificó en las primeras décadas del siglo, fue Raúl Grijeras, apodado "El Negro Raúl", una suerte de bufón de los "niños bien" de entonces que se divertían a costa de sus desventuras. La popularidad del personaje real hizo que en 1916, el dibujante Arturo Lanteri lo inmortalizara en una tira que por muchos años publicó la revista El Hogar. Existe también un tango de Angel Bassi titulado precisamente El Negro Raúl, "7mo tango criollo" según la partitura original editada -al parecer- por el autor, quien lo dedicó "al popular Raúl Grigeras".

* Arturo Lanteri fue creador también de uno de los personajes más famosos de la historieta argentina: Pancho Talero (1922). La tira se publicaba en la revista El Hogar y narraba las aventuras y desventuras de un típico personaje de clase media criolla con sus enredos de familia junto a Petrona, su mujer. La popularidad de esta historieta hizo nacer el tango milonga homónimo que firman Salvador Granata y Orlando Romanelli.

* Sin lugar a dudas uno de los dibujantes más prestigiosos de su tiempo fue Diógenes Taborda, el "Mono Taborda", un agudo observador a la vez que un crítico mordaz de la realidad de su tiempo. Por sus dibujos pasaron personajes típicos de colectividades -italianos, ingleses y judíos- que fueron no pocas veces, blanco de algunos excesos de su lápiz. Taborda fue el gran ilustrador de Crítica donde llenó toda una época. Tuvo también su propia tira que tituló "Hípicas", una serie de dibujos humorísticos donde, utilizando el lenguaje del turf, satirizaba a distintas personalidades de la actualidad de entonces. La popularidad de Taborda fue tal, que Roberto Emilio Goyeneche (tío de El Polaco) compuso un recordado tango en su honor: Taborda, El Mono, cuya partitura editada por Ortelli Hnos., fue humorísticamente ilustrada por el propio homenajeado.

Otro tango dedicado "Al eximio caricaturista Diógenes Taborda" es Hípicas de Armando Rho Salas, cuya partitura, impresa en los Talleres Gráficos Héctor N.Pirovano (circa 1924) fue ilustrada por el inefable "Mono".

Y hay -al menos- una tercera obra inspirada por Taborda. Se trata del tango-milonga Monos de Taborda de Luis García que editara R.S. Limay con esta dedicatoria: "A los empleados del diario Crítica dedico con el mayor aprecio". Por Ordenanza 1103 de 1929, una calle de Buenos Aires lleva el nombre de Diógenes Taborda.

* En 1932 un joven dibujante creó para el diario La Prensa un personaje que se convertiría con el correr de los años en un clásico de la historieta argentina: Don Fulgencio. Su creador, Lino Palacio, contó una vez la circunstancia que le inspiró el personaje: "En 1915 estaba yo escondido en un café de Bolívar al 200. Me había hecho la rabona en el Nacional Buenos Aires. Por la vereda opuesta caminaba un vendedor de biblias que recorría habitualmente el barrio de San Telmo. De pronto se detuvo, miró para todos lados en busca de testigos ocasionales y creyendo que nadie lo observaba, pateó con entusiasmo una cajita de fósforos. Luego siguió su camino recobrando su aire solemne y reservado".

Don Fulgencio se publicó en La Prensa hasta 1943; una diferencia de criterio entre el autor y la dirección del diario respecto de la inclusión del personaje en una publicidad del Café Sorocabana, determinó que la tira pasase a ser un clásico del vespertino La Razón hasta nuestros días. El éxito del personaje llevó a Maruja Pacheco Huergo a musicalizar una letra del propio Lino Palacio (conocido por el seudónimo Flax) componiendo un tema que titularon La Ronda de Don Fulgencio. Fue editado por Editorial Musical Pirovano y en la carátula, formando ronda, aparecen junto al héroe, otros personajes no menos famosos de la tira: Radragaz, Tripudio, el Mayordomo, etc.

Lino Palacio fue creador también de dos singulares personajes de la fauna porteña: Cicuta y Avivato. Ambos definen tipos de singulares perfiles psicológicos, incorporados definitivamente al lenguaje cotidiano de Buenos Aires.

Cicuta nació hacia 1945 en la revista Don Fulgencio que dirigía su autor. A fines de la década Jorge Palacio (Faruk) se hizo cargo del personaje cuando la tira pasó al diario Crítica. En realidad fue el regalo de casamiento que recibió de parte de su padre, así como su hermana Cecilia recibió Ramona. En 1953 al editarse la revista Avivato, Cicuta se convierte en uno de los personajes sobresalientes de la nueva publicación. Por 1970 lo ubicamos en las páginas de Prensa Libre y en 1983 en La Época. Faruk y el pianista Jorge Dragone firman el tango Te llaman Cicuta cuya letra define con toda precisión los rasgos de este singular personaje "siempre de negro empilchado".

El otro gran personaje creado por Lino Palacio. es Avivato. Su aparición data del 23 de septiembre de 1946 en las páginas del diario La Razón. En 1953 tuvo su propia revista. Su historia la conocemos por la pluma de su creador. Lino cuenta que un día lo llamó el director de aquel vespertino "y me solicitó un personaje para el diario. Pero debía ser un tipo bien porteño y sobre todo muy humano. Hacía tiempo que deseaba dar forma en el papel a un especimen muy nuestro que encontramos en todos lados: me refiero al ‘vivo', al oportunista... Ya dispuesto a darle vida hice una revisión de los personajes que en ese momento se publicaban en los diarios y comprobé que no había ninguno con una psicología similar. Entonces me lancé con desbordante entusiasmo a reflejar en la historieta sus aventuras". Tal fue el éxito de esta tira, que el personaje fue llevado al cine en un recordado film que protagonizara Pepe Iglesias El Zorro. Avivato tiene su tango homónimo cuya letra y música pertenecen también a Lino Palacio. Fue editado por Fermata el 1ro de septiembre 1970.

* M.S. Castagno y M.A.S. Leo firmaron una ranchera editada por José Schneider cuyo título es Don Fermín, el Roncador. Está inspirada por supuesto en el personaje creado en 1925 por Dante Quinterno (el autor de Patoruzú) para la revista Mundo Argentino. Precisamente a Quinterno y a la Editorial Haynes, responsable de la publicación, los autores dedicaron el tema.

Don Fermín es en cierto modo la contracara de todos los personajes similares de su tiempo. Es un jefe de familia que, a la inversa del recordado Pancho Talero, por ejemplo, no está sometido a la voluntad de su mujer, sino que ejerce su autoridad y su capricho casi despóticamente; es el que verdaderamente "ronca" en su casa. Con el tiempo se fueron agregando otros personajes como la Negra Timotea, el Ñato Costa, su suegra Encarnación y Constantino, hasta la llegada de El Jefe, el maligno personaje responsable de las tantas desventuras de nuestro héroe. Posteriormente la tira cambió de nombre, publicándose en la revista Patoruzú como Don Fierro.

* Entre las muchas curiosidades que ofrece el tema de los tangos inspirados en personajes reales, vale mencionar un tango-milonga firmado por D.F. Sclocco (Dominguito) titulado Max y Carlitos -obviamente Max Linder y Carlitos Chaplin- quienes también, alguna vez, trascendieron el celuloide para vivir sus aventuras en los cuadritos de papel. La pieza fue editada por Breyer Hnos. y está dedicada al señor Jaime Más.

* Augusto Gentile, el inspirado autor de El Desalojo, firma un tango que lleva el curioso título de Kewpies. Los Kewpies eran unos simpáticos personajes creados por Rose Oneill en 1909 para la revista "Ladie Home Journal". La fama de estos duendecitos fue tal que en 1912, una fábrica de muñecos de Alemania adquirió la licencia y los comercializó con un éxito sin precedentes que llega hasta nuestros días. Los Kwepies aparecen en papeles de carta, postales, impresos, etc. El tango fue editado por Breyer Hnos. "con permiso del concesionario de la marca registrada Kewpie F. Staropolsky" de la calle México 131, Buenos Aires, no descartándose que su creación respondiera a una finalidad publicitaria.

* Existen también otras piezas que llevan por titulo nombres de conocidos personajes del cornics argentino. Tal el caso de Bómbolo de Divito, de Amarroto creado por Osky (Oscar Conti) para la revista Rico Tipo y Juan Mondiola de Bavio Esquiú.

Con el nombre de Bómbolo registramos un pasodoble que firman Marf y Mascheroni y cuyo arreglo pertenece a Enrique Rodríguez. A pesar de su título, el tema es italiano y originalmente fue editado por A. & G. Carisch & C. de Milán. En la Argentina lo publicó Ricordi en 1931 con una letra que muy vagamente denota alguna semejanza con la creación de Divito, aunque el dibujo que ilustra la carátula denuncia la inconfundible fisonomía del personaje vernáculo.

Amarroto (Rico Tipo, 1940), personificación grotesca del amarrete, inspiró sin dudas el tango que Miguel Buchino y Juan Cao compusieron en 1951 y del cual Juan D'Arienzo con Alberto Echagüe, hicieran una magistral creación. "En la timba de la vida al final todo se pierde, / no hay mortaja con bolsillos a la hora de partir / vos que no sabes siquiera de un final bandera verde / confesame che Amarroto, para qué querés vivir".). El personaje de Osky, delineado con los inconfundibles rasgos de su original, estilo quedó incorporado definitivamente a la galería de prototipos porteños y al lenguaje cotidiano y popular.

Juan Mondiola no fue en su origen un personaje, sino el seudónimo que utilizara Miguel Angel Bavio Esquiú para firmar sus personalísimas crónicas de la más pura estirpe porteña. La primera vez que firmó de tal modo, fue el l0 de junio de 1941 en la revista Campeón, pasando luego a fines de 1942 a la recién fundada Rico Tipo, donde el personaje de ficción adquirió una existencia propia, independiente del autor. Juan Mondiola, "en tono de Don Juan canchero y suburbano" al decir de José Gobello, narraba sus crónicas deportivo-sentimentales plenas de pintorescos matices. Fue Pedro Seguí, uno de los más talentosos dibujantes de los años de 1940, quien materializara su porteñísima estampa: "el saco gris, el funyi negro y el lenghe de dase" con monograma. Un tango inmortalizó también su nombre. En el cine fue encarnado con singular identificación física y psicológica, por Juan José Miguez.

* Sin lugar a dudas uno de los personajes más representativos de la historieta argentina es Patoruzú, la creación de Dante Raúl Quinterno. Este era discípulo del Mono Taborda y se había iniciado en las famosas "Páginas de Columba" ilustrando aquella histórica pelea entre Firpo y Dempsey en el Polo Grounds de New York en septiembre de 1923.

Hacia 1925 Quinterno publicaba sus creaciones en muchas revistas, dando vida entre otros personajes a Don Fermín (conocido luego como Don Fierro) de quien habláramos líneas más arriba. Pero es en 1927 y para el diario Crítica cuando Quinterno crea su tira titulada Un Porteño Optimista que más tarde se llamaría Las Aventuras de Don Gil Contento. Al año siguiente incorporó a ella un nuevo personaje: se trataba de un indio tehuelche, cacique de la Patagonia, que entró por la puerta grande de la historieta como si ya conociera su exitoso destino. El miércoles 17 de octubre de 1928 Crítica anunciaba a sus lectores la inminente incorporación de este personaje. Al día siguiente repetía el anuncio: "Mañana debuta el indio Curiguagüigua". Por fin el 19 de octubre de ese año, en el primer cuadro de la tira Don Gil Contento, el indio gritaba desde la puerta de un tren carguero: "¡Guagua! ¡Piragua! ¿Vos sos meu tutor chei? ¡Curugua-Curiguagüigua te saluda!", a lo que Gilito responde: "Por fin llegaste Paloruzú. Te bautizo con ese nombre porque el tuyo me descoyunta las mandíbulas".

Lo cierto es que fue el Dr. Muzio Sáenz Peña quien le sugirió a Quintero que cambiara el nombre del personaje por uno más fácil de recordar. Patoruzú era la contracción de un caramelo de color negro muy famoso por entonces, conocido como Pasta de Oruzú. En 1930 aparece en La Razón; en 1935 en El Mundo y en 1936 tiene su propia revista. Patoruzú es el símbolo de todas las virtudes inalcanzables para el común de los mortales argentinos; es un hombre simple y sencillo, sobrio y estoico en extremo, con un patriotismo sin límites, con mucho de quijote y de intrépido a la vez y generoso hasta el desprendimiento total. No faltaron, sin embargo, quienes encontraran en el personaje rasgos de una personalidad compleja, que no es materia para analizar en el presente trabajo.

Hemos podido saber de dos composiciones que se le dedicaron, sin descartar que pudieran existir otras. ¿Qué hacés Patoruzú? es una ranchera que grabó Francisco Canaro con la voz de Roberto Maida y un tango titulado Patoruzú que firman Baldomero Suárez y Ricardo Pontón. A tantos años de distancia el personaje mantiene una inusual vigencia.

* Para cerrar estos apuntes, que sólo constituyen una reseña parcial e incompleta del tema abordado, quisieramos hacer referencia a un tango inédito aún, que en 1990 compusieron Osvaldo Tarantino -"uno de los más extraordinarios pianistas del tango de todos los tiempos", al decir de Horacio Ferrer- y el poeta Ritardo A. Ostuni, padre de uno de los responsables de este trabajo.

El tema se titula Sueños de Historieta y es un homenaje a esos "maestros del plumín y la tinta china, genios con un corazón grandote de purretes, a quienes nuestra infancia les debe tantas sonrisas", según la dedicatoria de los autores. El tango nació en el Café Hornero, en Palermo Viejo, donde Tarantino y Ostuni formaban por entonces parte del elenco. Originariamente la letra era un soneto, pero por las exigencias de la música devino en su estructura actual. En una de sus partes dice: "Sueños de historieta, / ganas de darle a la barreta, / y limarle los barrotes a la mufa / como Piantadino / cuando estaba en cufa. / Igual que El Padrino / saber que la vida es una garufa. / Y ser Don Fulgencio / y aún a la distancia / revivir la infancia / con el alma inquieta. / Ya ves que la ilusión no está perdida / si al final la vida / es tan sólo un sueño de historieta!".

La existencia de tantas obras inspiradas en personajes de historietas, podrían inducir al equívoco de que el Tango no siempre es "un pensamiento triste que se baila". Sin embargo, como en las matemáticas, la excepción confirma la regla. La materia del Tango es la tristeza, dice la autora italiana Meri Franco-Lao, porque el Tango expresa siempre el tiempo perdido y el inasible sueño de su recuperación. También estos personajes -caricaturescos y reideros- evocan años del lejano ayer. El pasado gravita con singular presencia en la sonrisa de hoy.

Si desea opinar sobre este articulo, envie un email- - - - - - - ©Tango Reporter 2007

Volver a TANGO Reporter. - - - - - -Subscribirse a TANGO Reporter.

Subscripciones / Indice / Números especiales /Tarifa de avisos / Notas de tapa / Tango Links/ TANGO Reporter Blog
Copyright © 1996-2007 Tango Reporter