TANGO Reporter - Nota de Tapa - Mayo - Junio 2015
Tapa 167

Adquiera la colección completa de TANGO Reporter. Una verdadera enciclopedia del Tango.

Biografías, entrevistas, anécdotas, letras de tango. comentarios de discos, y mucho más, escritos por las mejores plumas del tango actual.

Quedan muy pocas colecciones. Adquiérala antes que se agote

Para más información haga click aqui.

Tango Reporter, 8033 Sunset Blvd., #704, Los Angeles, CA 90046, USA
Para más información, envie un e-mail

No se pierda otras Notas de Tapa sobre Robert Duvall, Jose Luis Borges, Julio Cortazar, Astor Piazzolla, Rodolfo Valentino, Carlos Gardel y otras personaliades tanto argentinas como internacionales ligadas al Tango.
Tapa libro

Ya apareció!!! The TANGO in the United States (en inglés) por Carlos G. Groppa. La historia del Tango en los EE.UU. desde sus antecedentes en Argentina, Paris y Londres hasta la actualidad. Cubriendo bailarines, músicos y cantantes, hay capítulos dedicados a Fresedo, Cobián, Canaro, Gardel, Piazzolla y otras grandes figuras del tango argentino que actuaron durante largas temporadas en los EE.UU. Solicitelo en librerias o en amazon.com,

Tapa 205TANGO Reporter
El Tango, Valentino y los Cuatro Jinetes
La filmación del tango de Valentino
Por Carlos G. Groppa
Si bien hoy en día la escena del tango bailado por Rudolph Valentino con Beatrice Domínguez en la película muda "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis", filmada en 1921 puede causarle risa a un espectador actual habituado a efectos especiales, sexo y violencia, el día del estreno explotó sobre la pantalla, dejando a los espectadores con la boca abierta.
Quienes fueron los responsables de este suceso internacional? Varios, muchos. Todo comenzó con la novela anti-bélica de Blasco Ibañez, a la que le siguió su éxito en los EE.UU. al ser traducida al inglés, a la visión de un productor al adquirir su derechos, al talento de una libretista al adaptarla, elegir su director, su iluminador, sus actores y confiarle el papel central a un desconocido, buen bailarín de tango, llamado Rudolph Valentino.

La novela

La novela "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" del escritor español Vicente Blasco Ibañez fue publicada por primera vez en 1916, e incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX por el periódico español El Mundo.
Ambientada entre la Argentina y Francia durante la Primera Guerra Mundial, narra las vicisitudes de un argentino, neutral ante el conflicto aunque inclinado hacia el lado francés.
Traducida al inglés por Charlotte Brewster Jordan y publicada en 1919, resistió varias ediciones y fue el libro más vendido del año en los EE.UU. según Publishers Weekly, venta que le dio gran celebridad en el país.
La novela narra la historia de un poderoso hacendado en la pampa argentina con dos hijas. Una, casada con un francés, la otra con un alemán. De cada matrimonio nació un hijo varón. Uno de ellos, Julio, hijo del padre francés y nieto preferido del hacendado, gasta su tiempo y dinero en la ciudad bailando en cafés y dancings, ganándose con esto una reputación de buen bailarín de tango. El otro, el descendiente de alemán, viaja a Europa para enlistarse como soldado. Corren los años previos a la Primera Guerra Mundial. En el ínterin, el abuelo muere, y Julio, que nada sabe hacer, salvo bailar, viaja a Francia a visitar a su padre y tomar clases de pintura. Meses antes de comenzar la guerra, se enamora de Margarita, una mujer casada con un senador francés. Cuando el senador descubre la infidelidad, es tarde, la guerra ha comenzado y debe enlistarse en el ejército. Margarita, sintiendo cierta lealtad a su marido, a su vez se enrola como enfermera. A Julio la guerra lo mantiene indiferente; siendo argentino nada tiene que ver con los problemas de Francia. Pasado un tiempo, se encuentra por casualidad con Margarita que le dice que su esposo ha quedado ciego en una batalla. Esta noticia y el drama que vive al país, despiertan en Julio sentimientos anti bélicos y se une a las fuerzas armadas francesas. Enviado al frente, en una cenagosa trinchera se enfrenta con su primo alemán. Ahora enemigos de guerra, ambos aprietan el gatillo y mueren. Terminada la contienda, mientras el padre de Julio llora frente a la tumba de su hijo, se escucha el lúgubre galopar de los cuatro jinetes del Apocalipsis, Hambre, Peste, Guerra y Muerte, a la par que su siniestra imagen cubre la pantalla.

Vicente Blasco Ibanez - Autor

Vicente Blasco Ibáñez, novelista, escritor y político español, nació el 29 de enero de 1867 en Valencia, España, y falleció el 28 de enero de 1928 en Menton, Francia.
Colorido personaje, notorio por sus aventuras y romances, fue uno de los autores españoles que logró mayor difusión en su tiempo. Alcanzó fama mundial con sus novelas que giraban alrededor de la Primera Guerra Mundial. La más famosa de ellas, "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" (1916), fue utilizada en dos películas de Hollywood.
A la edad de 18 años, siendo estudiante de derecho en Madrid colaboró con artículos en revistas políticas. Entre ellos, un poema antimonárquico que le valió la cárcel, siendo primero de muchos castigos similares por sus creencias políticas.
A raíz de un movimiento antimonárquico tuvo que refugiarse en París (1889) y luego en Italia (1895).
En 1891 fundó el periódico republicano El Pueblo y en 1901 fue electo por primera vez a las Cortes (Parlamento), a las que fue reelecto siete veces antes de su exilio voluntario en 1923 en la Riviera francesa, debido a su oposición a la dictadura militar de Miguel Primo de Rivera.
De regreso en España fue varias veces diputado y estuvo frecuentemente preso. Dirigió la Editorial Prometeo, en Valencia. En 1909 marchó con un grupo de campesinos a la Argentina, donde intentó fundar colonias en Tierra del Fuego (1910-13). Residió también en México antes de radicarse en Menton.
Autor, entre otras novelas, de: "Arroz y tartana" (1894), "La barraca" (1898), "Entre naranjos" (1900), "Cañas y barro" (1902), las cuales forman el grupo de su ciclo costumbrista regional.
Luego vinieron: "El intruso" (1904), "La maja desnuda" (1906), "La bodega" (1906), "Los muertos mandan" (1909, sobre los descendientes de los judíos en Mallorca), "La tierra de todos" (1914, sobre la Argentina), "Los argonautas", "Mare Nostrum" (1918, sobre la Primera Guerra Mundial), y otras encarando graves problemas sociales.
Sus novelas más populares, "Sangre y arena" (1909), "La maja desnuda" (1906), y su más conocida "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" (1916), le trajeron fama pero le costó la aprobación de la crítica debido a su naturaleza sensacionalista.
Escribió también "Historia de la Guerra Europea del 1914" (1914-19), y su obra "La voluntad de vivir" no se publicó hasta 25 años después de su muerte, según lo dejó dispuesto su autor.
Relacionado con la generación del 98, en 1906 Francia le otorgó la Legión de Honor.

"Los 4 Jinetes del Apocalipsis" - La película

El tema central de la novela, la tragedia de la guerra, fue trasladado intacto al libreto original. También lo fue el personaje principal, el padre de Julio Desnoyers. Pero durante la filmación, al ver el magnetismo que emanaba Valentino, determinaron a June Mathis, la libretista, a readaptar la historia. Julio pasó a ser el principal personaje y la acción moldeada alrededor de la personalidad del actor.
Como resultado, la secuencia del tango, que no figura en la novela original, fue agregada para explotar las habilidades de Valentino como bailarín.
Por otro lado, Blasco Ibañez describía a Julio diciendo que era de mediana estatura, compleción oscura con una cara triangular, de cabello lacio, negro y brillante; luego agregaba que era delgado, elegante, y con agilidad muscular, justo un papel para Valentino.
En la película, la figura de Valentino, con sus penetrantes ojos, su oscura piel mediterránea y bailando un exótico y sensual tango, cruzó la pantalla en una escena cargada de tensión dramática. Anticipada con un cartón donde se leía "En Buenos Aires, el puerto del famoso barrio de La Boca era el último refugio", la imagen de Valentino se recortaba en el rincón de un oscura cantina. Fumando un fino cigarrillo, mira con ojos escudriñadores a una hermosa mujer que baila con otro hombre. Sin titubear, avanza con pasos felinos hacia la pareja y le indica al hombre que su turno ha terminado. Ahora le toca bailar a él. El hombre se resiste. Valentino, con un golpe de rebenque, lo deja de lado. La orquesta del salón entra a tocar una melodía (los músicos de la sala, en esa época del cine mudo, tocaban una habanera y no un tango). Valentino abraza a la mujer por la cintura y comienza a bailar el tango que lo hizo famoso. Vestido con un falso atuendo gaucho y sombrero andaluz, hace girar a su compañera pasionalmente entre sus brazos, mientras ella, con un largo mantón de Manila y un clavel enredado en los cabellos, se deja llevar lánguidamente.
Comenzada a filmarse el 20 de julio de 1920 y estrenada el 6 de marzo del año siguiente, la producción llevó más de seis meses.
La película, siendo muda sin acompañamiento musical, lleva un ritmo y una claridad narrativa lograda mediante una ajustada edición de situaciones, exteriores, interiores, vastos panoramas e intimidad de salones.
Durante la filmación los costos crecieron y se tuvo que esperar la aprobación de un nuevo presupuesto para una película que muchos esperaban fuese un fracaso.
Lograda la autorización para continuar, la Metro se lanzó a una exagerada campaña publicitaria elogiando los recursos con que se habían contado para realizar la película. Entre ellos se hizo incapié en los 12.500 hombres y mujeres que había participado en el rodaje, ya sea ante las 14 cámaras o como extras en las escenas de conjunto. Nada se había escatimado.
Para su comercialización la Metro apoyó la película en todo momento, pero en el fondo muchos ejecutivos estaban renuentes. Se pensaba que si bien la novela de Blasco Ibañez podría atraer a sus propios lectores, sus estrellas eran menores y desconocidas, su director casi un principiante, los espectadores regu1ares probablemente no eran lectores de novelas de ficción y para colmo traducida, la gente común nunca oyó hablar de la novela, el título no lucía como gran cosa, en fin, todo negativo.
Para colmo, el comediante Fatty Arbuckle le comentó al Los Angeles Times que el espectador de la calle probablemente pensaría que los cuatro jinetes son Tom Mix, Bill Russell, Bill Hart y Harry Carey, todos populares cowboys de la pantalla.
Finalmente las exhibiciones fueron planeadas para reflejar la magnificencia de la película, con un prólogo hablado y una obertura orquestal. Estrenada en New York en el Lyric Theatre el 6 de marzo de 1921, fue seguida poco después en Los Ángeles. Para la exhibición el compositor Louis Gottschalk, que se había presentado en la Argentina y compuesto varios tangos, compuso un tema original en colaboración con Mathis y Ingram.
Resumiendo, la película fue un suceso de público que sobrepasó todo lo previsto en cuanto lugar fue exhibida. La crítica alabó la cinematografía, la composición y su fluidez narrativa. Fue, concluyó el New York Times, "una adaptación de una novela excepcionalmente bien hecha, y una película extraordinaria". Para el crítico de Los Angeles Times Edwin Schallert, las escenas de la Argentina y París "llevan positivamente al espectador a esos lugares".
"Los 4 Jinetes" no sólo fue un éxito rotundo de crítica sino que representó un ingreso financiero masivo para la Metro.
Considerada como una de las películas más costosas de su tiempo, intervinieron en la producción más de 12.500 personas, se filmaron más de 500.000 pies de film, y se emplearon 14 camarógrafos para las escenas de batallas, más 14 asistentes de dirección.
Por oro lado, fue inesperadamente la película más taquillera de 1921, dejando atrás a "The Kid" de Charles Chaplin. Habiendo recaudando $4.5 millones durante su primera programación, se convirtió a su vez la sexta película muda más taquillera de todos los tiempos.
No obstante haber sido dirigida con lentitud narrativa por Rex Ingram (1893-1950), está considerada como el mejor trabajo de su carrera. Y si bien la película fue elogiada por Blasco Ibáñez, muchos críticos le achacaron los puntos débiles del film a su novela. A pesar de esto, el crítico de Life, Robert E. Sherwood, manifestó en su edición del 24 de marzo de 1921 que "‘Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis' es una viva, revitalizante respuesta para aquellos que aún se niegan a considerar al cine seriamente. Su producción lleva el silencioso drama a un plano artístico nunca antes alcanzado".
Para los buscadores de estrellas, vale decir que Ramon Novarro aparece como extra en la escena del salón donde Valentino baila con Alice Terry.
Como dato ilustrativo cabe agregar que el decorado del castillo del padre de Julio en Francia fue construido en el Griffith Park, al pie de las colinas de Hollywood, mientras que las escenas de la estancia en la pampa y el cafetín de La Boca donde Valentino baila el tango fueron filmadas en el aún existente Gilmore Ranch. Enclavado en el actual The Grove Mall del Farmer's Market, el rancho es una gran casona de estilo colonial español en la que actualmente vive la familia de A.P. Gilmore, un magnate petrolero.

El Tango

Fascinado por los cafetines de La Boca, en Buenos Aires, Rex Ingram hizo reconstruir el decorado para el baile del tango de acuerdo a uno de una película suya anterior que recreaba un tugurio similar en un barrio bajo de New York.
Ambientado el decorado con auténticos letreros de La Boca, para filmar la secuencia del cafetín, Ingram contrató 200 extras, y la ensayó durante tres días en el set ya armado. Mientras, John F. Seitz, el iluminador, trabajaba en las luces para dramatizar el ambiente, haciendo que el fondo casi desapareciese en una suave nube de humo de cigarrillos, dejando la pista libre para lucimiento de los bailarines.
La entrada de Valentino vestido de gaucho muestra su rostro en primer plano fumando, sonriente y mirando a una pareja de bailarines. Exhalando el humo lánguidamente, se acerca a ellos, los mira, hace chasquear el látigo en su mano y les interrumpe el baile. La joven, interpretada por Beatrice Dominguez, se muestra complacida por su nueva pareja, pero no así su compañero que tiene que ser empujado fuera para que Valentino pueda bailar.
Mientras bailan en medio del humo del cigarrillo que cubre la escena, la cámara corta a primeros planos de Valentino, sus botas, sus espuelas, y su látigo.
Durante la filmación se dice que para llevar el ritmo, se usó una habanera y no un tango.
Termina la danza, Valentino besa a su compañera, la retorna a su mesa sentándola en su falda y levanta su copa en señal de triunfo. En la versión final, esta secuencia fue coloreada, al igual que muchas otras.
Este baile, que hizo sensación alrededor del mundo, dejó deslucido el que secuencias más adelante Valentino baila con la actriz Alice Terry en un salón elegante de Paris.

June Mathis - Guionista

A June Mathis se la recuerda más hoy en día por haber descubierto a Rudolph Valentino y haber escrito los libretos de sus películas "Los cuatro jinetes del Apocalipsis"(1921), "The Sheik" (1921), "Blood and Sand" (1922), y entre otros varios clásicos del cine mudo los de la actriz rusa Alla Nazimova, "Camille" (1921) y "Salomé" (1922).
Guionista y productora, ayudó a establecer la primacía del libreto en el cine mudo estadounidense, destacándose por la meticulosa preparación de los guiones y su claridad en la línea narrativa.
El notable éxito de sus libretos le acarreó gran respeto en Hollywood y le aseguró no sólo un salario muy alto, sino también considerable licencia en los libretos, producción y edición.
June Mathis nació como June Beulah Hughes el 30 de junio de 1889 en Leadville, Colorado. Al morir su padre a temprana edad, su madre se casó con William Mathis, y ella adoptó el apellido de su padrastro.
Habiendo creció en Salt Lake City, Utah, ciudad que ella consideró como su ciudad natal, a la edad de 13 años intentó una carrera en el vodevil, bailando y haciendo imitaciones, obteniendo buenos comentarios de crítica y público.
En 1908 actuó en teatro en "Brewster's Mi llion s" junto al notable actor Julian Eltinge, especializado en imitar mujeres, y en 1912 en "The Fascinating Widow", obra que fue un gran suceso.
Luego de una breve y única incursión en cine como actriz en 1910 (o posiblemente en 1911), Mathis decidió que era mejor estar detrás de la cámara, por lo que, tras dos años de seguir un curso de escritura escribió un guión y lo presentó en un concurso. Si bien no ganó, recibió varias ofertas. Al aceptar una de ellas, la del director Edwin Carewe, derivó en su primer guión producido para el cine, el de la película "The House of Tears" (1915), lo cual dio inicio a su exitosa carrera como guionista.
Contratada luego por Metro Pictures (luego MGM), pasó rápidamente a ser cotizado en su capacidad creativa, por lo que a partir de 1918 comenzó a escribir libretos para las estrellas más grandes del estudio, tales como Francis X. Bushman, Viola Dana, Mae Murray y Alla Nazimova.
Al ser nombrada Jefa del Departamento de Libretos, Mathis se convirtió en la primera ejecutiva femenina del cine, y a los 35 años de edad la mejor pagada en la industria.
En 1920 empezó a elaborar la producción de "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" (1921), una película que puede considerarse como la primera totalmente suya, ya que adaptó la novela, escribió el libreto, encaró la producción, armó el reparto y seleccionó el equipo técnico.
Mathis, que siempre incluyó personajes míticos en sus libretos, visionó los cuatro jinetes del Libro de las Revelaciones, la guerra, el hambre, las pestes y la muerte galopando sobre los campos desolados por la contienda bélica.
Por esa época Mathis ya había ganado suficiente influencia con Richard Rowland, el director de la Metro, que había comprado los derechos de la novela con un adelanto de $20.000 dólares y el 10% de las regalías (lo que hizo rico the por vida a Blasco Ibañez), se la dio para que la adaptara. Además la autorizó a contratar al casi principiante Rex Ingram para dirigirla, y para el papel central a Rudolph Valentino, un actor en ese momento del montón.
La película, un gran éxito de público y crítica, lanzó a ella junto con Ingram y Valentino al estrellato.
A raíz de este encuentro, Mathis y Valentino mantuvieron una estrecha amistad, que muchos rumorearon era un romance, hasta que tuvieron un desacuerdo durante la filmación de "The Hooded Falcon" (1924), y se distanciaron, aunque se reconciliaron antes de la muerte del actor en 1926.
Luego de su ruptura con Valentino, Mathis se casó con el director italiano Silvano Balboni, a quien conoció durante el rodaje de "Ben-Hur" en Italia.
Junto con el actor, Mathis se pasó al estudio Famous Players-Lasky, donde escribió para él los libretos de "Blood and Sand" (1922, una de las cuatro películas más taquilleras del año), "The Young Rajah" (1922) y "The Spanish Dancer" (1923). Si bien esta película estaba destinada a Valentino, pasó a ser interpretada por Antonio Moreno.
Mathis, libretista sin crédito en pantalla de "Greed" (1924), la épica película de Erich von Stroheim, descartada por su extrema duración, alentó a MGM a respaldarla y dejarla en 6 horas (editada por von Stroheim de sus 10 originales). Siendo aún considerada demasiado larga para el público en general, sin consultar con Stroheim, Mathis la acortó a dos horas y media, una duración más apta para ser exhibida. Con el tiempo, este corte le granjeó la enemistad de muchos cinéfilos.
Después que Valentino se independizó de los estudios, Mathis se pasó a Goldwlyn Picures como Directora Editorial, teniendo a su cargo la producción y el libreto de "Ben-Hur: A Tale of the Christ" (1925) en la misma capacidad que lo había hecho con "Los cuatro jinetes". Sin embargo, el director de la misma, Charles Brabin, no lo vio así y la producción fue un desastre. Eventualmente Brabin fue despedido y reemplazado por cuatro directores, entre ellos Ingram, ninguno con crédito en pantalla. Terminada luego por Fred Niblo, todas las escenas ya filmadas, incluyendo las muy costosas en Italia, fueron descartadas y la producción comenzada desde cero.
Después de un año de trabajar con Goldwyn, Mathis se pasó a First National, también como ejecutiva, pero esta vez para escribir comedias (algo que disfrutó haciéndolo, según ella confesó más tarde) para Colleen Moore y Corinne Griffith.
Después de estar con First National, se rumoreó que Mathis estaba escribiendo de nuevo para UA o MGM, pero ninguno de los dos trabajos se comprobó con certeza.
Mathis falleció inesperadamente el 26 de julio de 1927 a la edad de 38 años en New York City, de una dolencia del corazón (la cual sufrió toda su vida) mientras presenciaba un espectáculo en Broadway en 1927.
Sus restos descansan en el Hollywood Forever Cementery junto a los de Valentino, quien había muerto el año anterior, gravemente endeudado. Mathis le había prestado la cripta, pero en la década de 1930 el préstamo se convirtió en permanente.
Tiempo después, Balboni demandó a la abuela de Mathis, de 84 años de edad, reclamando parte de sus bienes, logrando que ella perdiera la herencia que Mathis le había legado. El regresó a Italia en la década de 1930, y la abuela murió en 1933.
Mathis, hoy casi olvidada, estaba catalogada como la mujer libretista más cotizada (sobrepasando a las tres principales mujeres guionistas: Anita Loos, Frances Marion y Jeanie Macpherson). Miembro fundadora de la Academia de Artes Cinematográficas y Ciencias, en 1926 fue votada la tercera mujer más influyente en Hollywood, detrás de Mary Pickford y Norma Talmadge.
En el momento de su muerte, llevaba escritos más de 70 libretos.

Rudolph Valentino - Actor

Rodolfo Valentino, nacido en Castellaneta, Italia, el 6 de mayo de 1895, a los 18 años se traslada a París. Luego emigra a los EE.UU., desembarcando en New York el 23 de diciembre de 1913. Casi sin dinero y con escasos conocimientos de inglés, se ve obligado a desempeñarse en trabajos menores.
Un músico italiano de la orquesta del Maxin's, le consigue un puesto de mozo en dicho restaurante, donde le permiten bailar tango con las damas que concurren al lugar. Según autores ingleses, un aristócrata europeo le ensenó a bailar el tango. Según Enrique Cadícamo, le enseñó Casimiro Aín, que en 1913 compartió con Valentino un pequeño cuarto en New York y además tenía una academia de baile en dicha ciudad.
Cualquiera sea la versión, sus suaves modales, su mirar apasionado, y su cálido acento extranjero, conquistaban a cuanta mujer bailara entre sus brazos. Retribuido generosamente, la leyenda del gigoló había comenzado.
Mezclado con el incipiente cine mudo, debutó en 1914 como figurante. Al trasladarse a Hollywood, a partir de 1918 intervino en pequeños papeles.
De piel oliva y ojos oscuros y sombríos, Valentino proyectaba un felino exotismo que no pasó desapercibido para June Mathis, autora del libreto de "The Four Horsemen of the Apocalypse" (1921) y jefa de producción de dicha película, que lo contrató.
A partir de su debut en "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis" (1921) Rudolph Valentino se convirtió, de actor casual y gigoló nocturno, en reconocido bailarín de tango y estrella cinematográfica de primera magnitud. Los periódicos ensalsaron sin medida al nuevo actor que surgía interpretando al solitario, bien plantado y soñadoramente romántico argentino bailarín de tango.
Por esta actuación, que inesperadamente le redituó a la Metro 5 millones de dólares, Valentino recibió $350 dólares semanales durante dos meses.
Meticuloso como era en el vestir, Valentino gastó el salario de la película en ropa. En una época en que los estudios no proveían a los actores con todo el vestuario, Valentino sólo ligó un uniforme militar y el atuendo de gaucho. El resto de las casi dos docenas de trajes que usó, salieron de su bolsillo.
Valentino falleció de peritonitis el 23 de agosto de 1926. Tenía 31 años. Su entierro fue motivo de histeria colectiva, hubieron suicidios e incluso Mussolini puso una guardia de honor en torno a su féretro.
Lo innegable de Valentino fue que, aún vestido con dudoso atuendo gaucho y bailando un ambiguo tango con la actriz Beatrice Domínguez vestida de española, puso el tango en el tapete internacional. Indiscutido primer símbolo sexual masculino del cine, aún hoy en día es adorado por millones de admiradoras, a tal grado que su mito sobrevivió a la mayoría de las estrellas del cine mudo que le disputaron la popularidad del público.

Beatrice Dominguez - Bailarina

Beatrice Dominguez nació el 6 de septiembre de 1896 en San Bernardino, California. Descendiente de una antigua familia real española de Sevilla, fueron de los primeros colonos en recibir tierras en California controladas por españoles.
Beatriz, al igual que sus tres hermanas mayores, fue educada en el convento del Sagrado Corazón. Su madre, a pesar de querer que su hija estudiase medicina o abogacía, le legó las mantillas, peinetas, joyas y mantones que Beatriz llevaba en sus actuaciones.
A los 16 años ya era considerada como una de las principales bailarinas de California.
Después de hacer su debut cinematográfico en 1914, bailó en el vodevil usando como nombre artístico "La Bella Sevilla."
A los 18 años de edad trabajó sin crédito en la película de Douglas Fairbanks, "The Americano" (1916).
En 1915 y 1916, Beatriz se presentó en la Exposición Internacional llevada a cabo en San Diego, California. Bailando la jota al ritmo de sus castañuelas y el remolino de sus coloridas faldas, conquistó el aplauso de la multitud.
Recién pudo encarar una carrera regular en el cine en 1919 haciendo pequeños papeles en dos películas dirigidas por Rex Ingram, "The Day She Paid" (1919) y "Under Crimson Skies" (1920). A su vez, apareció en la película de Carl Laemmle "The Fire Cat" (1921) para Universal.
A continuación, Ingram le otorgó el papel de la seductora bailarina de la cantina en "Los cuatro jinetes del Apocalipsis", papel que haría que su nombre fuese recordado hasta la fecha, a pesar de no ser mencionada en los títulos.
En diciembre de 1920 Beatrce apareció en el prólogo de "The Mark of Zorro" protagonizada por Douglas Fairbanks, durante las siete semanas que se exhibió en el Mission Theatre de San Bernardino, California.
El siguiente mes de febrero, mientras estaba filmando el serial del oeste "The White Horseman" (1921) con Art Acord, un actor campeón de rodeos, sufrió una ruptura del apéndice. Llevada de urgencia al Clara Barton Hospital de Los Angeles, falleció por una complicación en la operación el 27 de febrero de 1921. Tenía 24 años.
Lamentablemente no vivió para ser testigo de su éxito. Una semana más tarde, "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" se estrenaba en New York y la crítica convertía a Valentino en una estrella, en parte debido a la escena del tango bailado con ella.
Poco antes, Beatrice había firmado un contrato para hacer el papel de una niña hindú en una adaptación del cuento de Rudyard Kipling "Whithout Benefit of Cleargy".
Al morir, su trabajo en "The White Horseman" no estaba terminado, por lo que se usó una sustituta de la misma altura y vestida con la misma ropa que usó ella filmada de espaldas.
Entre sus trabajos en cine se encuentran "The Masked Dancer" (1914), "The Seagull" (1914), "The Light of Victory" (1919), "The Sundown Trail" (1919), "The Wild Westerner" (1919), "Hair Trigger Stuff" (1920), el serial "The Moon Riders" (1920), "The Firecat" (1920), y las ya nombradas.
Beatrice fue en una de las primeras actrices hispanas en recibir crédito en pantalla y ser mencionada por la prensa.

Alice Terry - Actriz

Alice Terry es probablemente más conocida en referencia a los actores con quienes trabajó con más frecuencia, Rudolph Valentino y Ramon Novarro, y por su marido Rex Ingram, que la dirigió en casi una docena de sus películas, que por su trabajo de actriz.
Nacida Alice Frances Taaffe en Vincennes, Indiana, el 29 de julio de 1899, Alice Terry comenzó su carrera en el cine mudo, apareciendo en treinta y nueve películas entre 1916 y 1933. Después de haber trabajado como extra, debutó como acriz en 1916 en "Not My Sister", junto a Bessie Barriscale y William Desmond Taylor.
Ese mismo año, interpretó sin crédito varios personajes en la película antibélica "Civilization" (1916), co-dirigida por Thomas H. Ince y Reginald Barker.
Su situación cambió cuando conoció a Rex Ingram, que la colocó en pequeños papeles de sus primeras películas para Metro Pictures.
Uno de sus más aclamados trabajos fue en "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" (1921), protagonizada por Rudolph Valentino y justamente dirigida por Ingram.
El material publicitario de los estudios y las publicaciones de la industria manifestaron que a pesar de su éxito repentino en "Los cuatro jinetes" (1921) ella siguió siendo una actriz no muy ambiciosa, que trabajaba en cine solo para mantener a su familia en lugar de convertirse en una verdadera actriz. Tanto es así que intentó trabajar detrás de las cámaras como guionista y editora.
En 1921, durante la producción de "The Prisoner of Zenda" (estrenada en 1922), dirigida por Ingram, la pareja se escapó furtivamente para casarse en Pasadena, California.
En 1925, por un altercado que tuvo su marido con la Metro durante la filmación de "Ben-Hur", deciden mudarse a la Riviera francesa, donde montaron un pequeño estudio en Nice y filmaron varias películas en locaciones del norte de África, España e Italia para la MGM y otras compañías.
Su carrera se resintió después de ese viaje a Europa y quedó prácticamente por terminada con la aparición del sonoro, haciendo en 1933 hizo su última aparición en la película "Baroud", que co-dirigió con su esposo, quien a su vez actuó, y única película sonora de ambos.
Terry era conocida por sus amigos homosexuales en la industria del cine, incluyendo a Ramón Novarro (su compañero de trabajo en las películas "The Prisoner of Zenda" y "Scaromouche") y Barry Norton. Durante la década de 1930, se la vio acompañando a Novarro a lugares clandestinos con clientela predominantemente homosexual, supuestamente en parte para que el actor se librara de los rumores sobre su masculinidad.
Ella y su marido formaron uno de los dúos más célebres de director-actriz de la década de 1920, y aunque sólo tiene crédito en la pantalla como co-directora de "Baroud", hay indicios de que su trabajo de actriz era sólo una parte de su contribución al equipo, siendo posible que también co-dirigió algunas secuencias de otras películas de Ingram entre 1921 y 1929.
Ambos se retiraron en la década de 1930. El suyo, si bien fue un matrimonio armónico que duró hasta la muerte de él en 1950, no impidió que a menudo se alojaran en distintas habitaciones. Incluso al final de su vida matrimonial llegaron a ocupar bungalows separados en una comunidad para jubilados.
Ya viuda, Terry mantuvo una relación sentimental con el actor Gerald Fielding, quien tenía un gran parecido físico con Ingram. Fueron amantes hasta su muerte, a la edad de 46 años, en 1956.
Por su aporte a la industria cinematográfica, le fue colocada una estrella en el Hollywood Walk of Fame en 6628 Hollywood Blvd.
Entre sus trabajos más importantes están "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" (1921) donde también bailó un tango de salón con Valentino, "The Prisoner of Zenda" (1922) y "The Arab" (1924), y "The Garden of Allah" (1927). En total, protagonizó al menos 26 largometrajes.
En 1951, la actriz demandó a Columbia Pictures por $750.000 por la forma en que fue representada en la película biográfica "Valentino", protagonizada por Antonhy Dexter y Eleonor Parker. De acuerdo a los abogados de Terry, en la película se sugería que ella tuvo "una ilícita y rimbombante relación amorosa" con Valentino mientras estaba casada con Ingram. El pleito se resolvió dos años después, al llegarse a un acuerdo por una suma descrita públicamente como "sustancial".
En 1932 Terry se retiró del cine para incursionar en el arte. En sus últimos años se mudó a North Hollywood, en el Valle de San Fernando, compartió la vivienda con una hermana, y a la muerte de ésta se convirtió, según un sobrino y único sobreviviente, en una solitaria.
Alice Terry falleció en un hospital de Burbank después de una larga enfermedad el 22 de diciembre de 1987 por causas naturales. Tenía 88 años.

Rex Ingram - Director

Pocas carreras en cine son tan misteriosamente románticas como la de Ingram. Independiente e imaginativo, sus escasas películas que sobreviven sugieren que fue un importante director con un estilo visual exultante.
Ingram contó siempre con un grupo estable de actores y técnicos para sus películas, Valentino, Novarro, Alice Terry, el iluminador John F. Seitz, el editor Grant Whytock, etc.
Rex Ingram, nacido Reginald Ingram Montgomery Hitchcock el 15 de enero de 1892 en Dublín, Irlanda, fue educado en el Saint Columba's College. Siendo su padre rector de la iglesia de Irlanda, Ingram pasó gran parte de su adolescencia en la antigua casa rectoral.
En 1911 emigró a los EE.UU., donde estudió escultura en la escuela de Bellas Arte de la Universidad de Yale, y contribuyó con escritos e ilustraciones en la revista humorística universitaria "The Record".
Tentado por el cine, en 1913 comenzó trabajando de actor en los primeros cortos mudos, luego escribió libretos y produjo algunos para terminar dirigiendo. Su primer película como productor y director fue en 1916 con el drama romántico "The Great Problem".
Trabajó para los estudios Edison, Fox Film, Vitagraph y MGM, dirigiendo principalmente películas de acción, sobrenaturales y de horror, todos temas espectaculares que junto con los de capa y espada, con el tiempo lo identificaron.
En 1916 se unió a Universal y en 1920 se trasladó a Metro, donde quedó bajo la supervisión de la productora y libretista June Mathis. Con ella llegó a filmar cuatro películas, "Hearts are Trump", "The Four Horsemen of the Apocalypse", "The Conquering Power", y "Turn to the Right".
Se cree que estuvieron involucrados románticamente. Y si lo estuvieron, su relación terminó cuando Ingram se fugó con Alice Terry en 1921.
Ingram se casó dos veces, primero con la actriz Doris Pawn en 1917, que terminó en divorcio en 1920. Luego con Alice Terry en 1921, con quien permaneció durante el resto de su vida.
De carácter dominante e impulsivo, mantuvo una tirante relación con Valentino durante la filmación de "Los cuatro jinetes". Valentino sostenía que Ingram no le dejaba hacer lo que él quería, y que estaba más preocupado por la iluminación que por los actores. Por otro lado, Ingram manifestó haber preferido un actor más fuerte y más francés que Valentino, por lo que director y actor nunca se llevaron bien.
Ingram, que creía que iba a poder dirigir "Ben-Hur", se sintió decepcionado cuando se la otorgaron a Charles Brabin, un director mediocre más conocido por ser el marido de Theda Bara, y amenazó con retirarse.
De hecho, en 1923 Ingram y Alice Terry dejaron los EE.UU. después de "Ben-Hur", quejándose de ineptitud por parte del estudio y se establecieron en la Riviera francesa. No obstante, aceptó la ayuda económica que le brindó MGM para establecer su propio y pequeño estudio, Victorine, en Niza. Allí realizó varias películas, entre ellas "The Magician" basada en una novela de Somerset Maugham, "Mare Nostrum" sobre la novela de Blasco Ibañez, y "The Garden of Alah", todas filmadas en el Mediterráneo y e incluso para la última llevó toda su compañía a África del Norte.
Entre quienes trabajaron para Ingram en la Riviera francesa estaba el joven Michael Powell, que más tarde dirigió (con Emeric Pressburger) "The Red Shoes" y otros clásicos del cine británico. Según cuenta Powell, Ingram fue una gran influencia en su carrera. Otro director de cine inglés, David Lean, también admitió que estaba profundamente endeudado con Ingram.
A partir del rotundo suceso de "Los 4 jinetes", la admiración y el respeto por Ingram fue cada vez mayor. El jefe de MGM Dore Schary declaró que los creativos tope de Hollywood eran, en orden de importancia, D. W. Griffith, Ingram, Cecil B. DeMille y Erich von Stroheim. Incluso, sus colegas y amigos Eric von Stroheim y Dmitri Buchowetzki lo catalogaron de "el más grande director del mundo".
Ni él ni Alice Terry disfrutaron del cine sonoro. No muy impresionado con el sonido, Ingram filmó en Marruecos su única película sonora, "Baroud", para la Gaumont británica, en la que actuó y co-dirigió con su esposa.
Esta película junto con "The Three Passions", fueron dos completos fracasos comerciales, por lo que la pareja abandonó su estadía europea y volvieron a vivir a Los Angeles.
Rara vez tentando para volver al cine, Ingram se dedicó a la pintura, la escultura y a escribir. Alice Terry, que nunca fue lo suficientemente audaz para las visiones de su esposo, tampoco volvió al cine.
Ingram recibió en 1926 la Legión de Honor del gobierno francés. Interesado en el Islam desde 1927, se convirtió a la fe en 1933, y en 1941 se hizo ciudadano norteamricano.
Por su contribución a la industria del cine le fue otorgada una estrella en el Walk of Fame de Hollywood Blvd. al 1651 Vine Street.
Ingram falleció de una hemorragia cerebral en North Hollywood el 21 de julio de 1950, a los 58 años de edad, y fue sepultado Forest Lawn Memorial Park en Glendale, California.

John F. Seitz - Iluminador

Inventor y fotógrafo, John Francis Seitz, A.S.C. nació el 23 de junio de 1892 en Chicago, Illinois, y falleció el 27 de febrero de 1979 en Woodland Hillis, California.
Su carrera en Hollywood comenzó en 1909 como ayudante de laboratorio en la Essanay Film Manufacturing Company de Chicago. Luego pasó a trabajar como técnico de laboratorio para la American Film Manufacturing Company (conocida como "Flying A"), también en Chicago.
En 1916 se independizó y logró un gran suceso con la iluminación de "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" (1921) de Rex Ingram, a quien luego le fotografió la mayoría de sus películas.
Muy apreciado por el director Billy Wilder, Seitz trabajó con él en los clásico del cine negro "Double Indemnity" (1944), "The Lost Weekend" (1945) y "Sunset Boulevard" (1950), recibiendo nominaciones de la Academia por las tres películas.
En 1929 fue Presidente de la Sociedad Norteamericana de Directores de Fotografía (A.S.C.), de la que había sido miembro desde 1923. A partir de 2002, el premio anual Heritage Award que otorga dicha sociedad a la mejor fotografía, recibió su nombre.
En 1960 se retiró del cine para dedicarse a realizar inventos fotográficos, logrando 18 patentes. Uno de ellos es el llamado "matte shot", consistente en una gran fotografía tomada por separado de la acción y luego agregada para expandirla, creando así una sensación de profundidad.
También se destacó por sus innovaciones con una iluminación discreta, que ayudó a mejorar y definir el llamado cine negro.
Durante su carrera recibió siete Oscars de la Academia a la mejor fotografía.

Colofon

No cabe duda que si hoy en día se tuviera que elegir las diez escenas más memorables en la historia del cine, una de ellas sería el tango bailado por Valentino, junto al final de "Casablanca" cuando se alejan en la niebla del aeropuerto Humphrey Bogart y Claude Rains, Gene Kelly cantando bajo la lluvia, el traje blanco de Travolta en "Saturday Night Fever", Johnny Weismuller atravesando lo selva colgado de una lina en "Tarzan", Esther Williams saltando de un trampolín, la persecución de autos en "Bullit", el derrumbe del puente de Rio Kwait, y otras que se vienen sumando, cada vez más escasamente, en la pantalla grande.

Bibliografía
- Archivo de Times - Dec. 17, 1923 - Baron, Ruth. Rex Ingram, Visionary director of the Silent Screen. University Press of Kentuky, USA, 2014.
- S. George Ulman. Valentino cuando yo lo conocí. -www.newyorker.com/archive/2003
- Cadícamo, Enrique. El desconocido Juan Carlos Cobián. Bajo el Signo del tango. Bs. Aires 1987.
- Groppa, Carlos G. The Tango in the United States, McFarland, EE.UU, 1204.
- O'Leary, Liam. Rex Ingram, Master of the Silent Cinema. bfi publishing, Inglaterra, 1993.
- Allan R. Ellenberger - web -alice terry - en.m.wikipedia.org/wiki/June_Mathis.

- m.imdb.com/name/nm0558923/bio
- www.Britannica.com/EBchecked/topic/ 369310/ June-Mathis
- Emily W. Leider. Dark Lover. Farrar, Straus and Giroux, New York 2003.
- wfpp.CDRs.Columbia.edu/Pioneer/CCP- Alice- Terry/
- articles.latimes.com/1987- 12-26/News/MN-7277 _1_alice-Terry
- en.m.wikipedia.org/wiki/John_F._Seitz


Si desea opinar sobre este articulo, envie un email- - - - - - - ©Tango Reporter 1996-2015

Volver a TANGO Reporter.

Subscripciones / Indice / Números especiales /Tarifa de avisos / Notas de tapa / Tango Links/ TANGO Reporter Blog
Copyright © 1996-2015 Tango Reporter